En la actualidad, el estrés y la ansiedad son problemas comunes en la sociedad. A veces, el trabajo, los estudios, la familia y otros factores pueden ser demasiado abrumadores, lo que nos hace sentir ansiosos y estresados. Cuando se trata de combatir el estrés y la ansiedad, muchos buscan soluciones en medicamentos, terapias y otros tratamientos. Sin embargo, pocos conocen el poder de los alimentos y su capacidad para ayudarnos a combatir el estrés y a sentirnos mejor.

¿Por qué el estrés nos hace engordar?

El estrés es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones desafiantes o estresantes. Sin embargo, cuando se experimenta estrés de manera crónica, puede tener efectos negativos en la salud, incluyendo el aumento de peso.

Estas son las razones por las que el estrés puede contribuir al incremento de peso:

  • Aumento de la hormona del estrés: cuando se experimenta estrés, el cuerpo libera hormonas del estrés como el cortisol. El cortisol puede aumentar el apetito y estimular el almacenamiento de grasa en el abdomen, lo que puede contribuir al aumento de peso.
  • Comer emocionalmente: muchas personas recurren a la comida como una forma de lidiar con el estrés. Comer emocionalmente puede llevar a comer en exceso y a consumir alimentos ricos en calorías y grasas poco saludables.
  • Cambios en el metabolismo: el estrés crónico puede afectar el metabolismo y la forma en que el cuerpo procesa los alimentos. Esto puede hacer que el cuerpo almacene más grasa y queme menos calorías.

Mejores alimentos para combatir el estrés y la ansiedad

Llevar una dieta natural y sana no solo va a hacer que te veas mejor, sino que también ayudará a que te sientas mejor. Potenciar tu dieta con la micronutrición puede contribuir a combatir la ansiedad, reducir los síntomas de la depresión, y ayudar a gestionar el estrés.

Aquí te presentamos una lista de los alimentos muy recomendados, gracias a sus propiedades nutritivas.

Aguacate

El aguacate es una fruta rica en grasas saludables y en vitamina E, un antioxidante que protege las células del estrés oxidativo. Además, contiene ácido fólico, una vitamina que se ha relacionado con la reducción de los niveles de estrés.

Frutos secos

Los frutos secos, como las nueces y las almendras, son una excelente opción para reducir el estrés y la ansiedad. Estos alimentos contienen ácidos grasos Omega-3, que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y mejorar el estado de ánimo. Además, los frutos secos son ricos en magnesio, un mineral que ayuda a reducir la presión arterial y a mantener un estado de calma en nuestro cuerpo. En definitiva, un buen snack para mantener el apetito a raya.

Frutas y verduras

Las frutas y verduras son alimentos esenciales para nuestra salud. Además de ser ricos en nutrientes, también pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.

La vitamina C, que se encuentra en las naranjas, las fresas y los pimientos, puede ayudar a reducir los niveles de cortisol, una hormona asociada con el estrés. Las verduras de hoja verde, como la espinaca y el brócoli, contienen ácido fólico, que puede ayudar a reducir los síntomas de la depresión.

Los plátanos son ricos en potasio, un mineral que se ha relacionado con la reducción del estrés y la ansiedad. Además, son una buena fuente de vitamina B6, que ayuda a la producción de serotonina, un neurotransmisor relacionado con el bienestar emocional.

Chocolate negro

El chocolate negro es rico en antioxidantes y en flavonoides, un tipo de antioxidante que puede ayudar a reducir la presión arterial y mejorar la circulación sanguínea.

Asimismo, el chocolate negro puede ayudar a mejorar el estado de ánimo, gracias a su contenido de feniletilamina, una sustancia química que se encuentra naturalmente en el cerebro y se asocia con la felicidad y el placer.

Además, contiene una pequeña cantidad de cafeína, lo que puede ayudarnos a mantenernos alerta y concentrados.

Té verde

El té verde es conocido por sus beneficios para la salud, y también puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. Contiene L-teanina, un aminoácido que puede ayudar a reducir los niveles de estrés y mejorar el estado de ánimo.

Pescado

El pescado es otro alimento rico en ácidos grasos Omega-3. El salmón, la trucha y el atún son algunas de las opciones más populares. Al igual que los frutos secos, los ácidos grasos Omega-3 en el pescado pueden ayudar a reducir la inflamación y mejorar el estado de ánimo.

Por su parte, el pescado azul es una buena fuente de proteínas y de vitaminas del grupo B, que nos ayudan a mantenernos con energía.

Cómo incorporar estos alimentos a tu dieta

Ahora que sabes qué alimentos pueden ayudarte a combatir el estrés y la ansiedad, es importante saber cómo incorporarlos en tu dieta diaria. Aquí te dejamos algunos consejos para hacerlo:

  • Agrega frutos secos a tus ensaladas o como snack entre comidas.
  • Incluye pescado en tus comidas al menos dos veces por semana.
  • Añade frutas y verduras a tus batidos o smoothies.
  • Sustituye el café por té verde o agrega una taza de té verde a tu rutina diaria.
  • Disfruta de una onza de chocolate negro como postre o como snack.

Es recomendable evitar alimentos con alto contenido de azúcar y cafeína, ya que pueden empeorar los síntomas de estrés y ansiedad. Además, es importante evitar el consumo excesivo de alcohol, ya que puede afectar negativamente el estado de ánimo.

Por otra parte, aunque los suplementos pueden ser útiles, es recomendable obtener nutrientes de los alimentos siempre que sea posible. Los alimentos proporcionan una variedad de nutrientes y beneficios que pueden ser difíciles de obtener a través de suplementos.

Si tienes alguna duda sobre la micronutrición o sobre cómo puede ayudarte con el estrés, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

En la Clínica de la Doctora Jéssica Ruiz, en La Laguna (Tenerife), encontrarás la supervisión médica imprescindible para llevar a cabo una dieta antiinflamatoria adecuada a tus necesidades y objetivos de manera individualizada.

¿Te ha gustado? puedes compartir este contenido en: